• Inici
  • Blog
  • Los 26 principios de la Psicología Budista

Los 26 principios de la Psicología Budista

Del libro "La sabiduría del corazón", de Jack Kornfield.

Los 26 principios de la Psicología Budista

Hace mucho que leí este libro, y los 26 Principios de la Psicología Budista me parecen siempre vigentes, sabios, agradecidos.

El budismo se ocupa en profundidad de observar los vericuetos de la mente y de desarrollar el no-juicio. Es apasionante el descubrimiento paulatino del movimiento de tus pensamientos, de tu diálogo interno, de tus diferentes voces internas y de cómo todos ellos te llevan a interactuar contigo, con los demás y con el mundo.

Estos 26 principios también desprenden bondad, cualidad quizás no muy valorada, y tan clave en el tinte de las relaciones. Y de libertad, y de autorresponsabilidad.

Transcribo los 26 principios, creo que te serán útiles:

  1. Ve la nobleza y la belleza interior de todos los seres humanos.
  2. La compasión es nuestra naturaleza más profunda. Surge de la interconexión de todas las cosas.
  3. Cuando retiramos la atención de la experiencia y la llevamos a la consciencia espaciosa que conoce, surge la sabiduría.
  4. Reconoce los estados mentales que llenan la consciencia. Cambia los estados dañinos por estados saludables.
  5. Nuestras ideas del yo se crean a través de la identificación. Cuanto menos nos aferremos a las ideas sobre el yo, más felices y libres seremos.
  6. Nuestra vida tiene una naturaleza universal y una naturaleza personal. Debemos respetar las dos dimensiones si queremos ser libres y felices.
  7. La atención plena en cualquier experiencia es liberadora. La atención plena aporta una visión con perspectiva, equilibrio y libertad.
  8. La atención al cuerpo nos permite vivir plenamente. Nos aporta curación, sabiduría y libertad.
  9. La sabiduría conoce los sentimientos que se presentan sin perderse en ellos.
  10. A menudo los pensamientos son parciales y falsos. Aprende a estar plenamente atento al pensamiento en vez de perderte en él.
  11. Hay un inconsciente personal y un inconsciente universal. Llevar la conciencia al inconsciente nos aporta comprensión y libertad.
  12. Los patrones dañinos de nuestra personalidad pueden ser reconocidos y transformados en una expresión sana de nuestro carácter natural.
  13. Hay deseos saludables y no saludables. Conoce la diferencia. Después encuentra la libertad dentro de ellos.
  14. Si nos aferramos a la ira o al odio, sufriremos. Es posible responder con fuerza, sabiduría y compasión, sin odio.
  15. La ilusión interpreta erróneamente el mundo y se olvida de quiénes somos. La ilusión genera todos los estados no saludables. Libérate de la ilusión y observa con sabiduría.
  16. El dolor es inevitable, pero no el sufrimiento. El sufrimiento surge del apego. Abandona el apego y libérate del sufrimiento.
  17. Sé consciente de tu intención. La intención es la semilla que crea futuro.
  18. Lo que visualizamos repetidamente conforma nuestro mundo. Visualiza la libertad y la compasión.
  19. Lo que pensamos repetidamente conforma nuestro mundo. Desde la compasión sustituimos los pensamientos dañinos por pensamientos sanos.
  20. El poder de la concentración puede desarrollarse a través del entrenamiento interior. La concentración abre puertas a las dimensiones profundas de la sanación y la comprensión.
  21. La virtud y la integridad son necesarias para una genuina felicidad. Protege tu integridad cuidándola.
  22. El perdón es necesario y a la vez posible. Nunca es demasiado tarde para buscar el perdón y empezar de nuevo.
  23. No hay separación entre dentro y fuera, entre yo y nosotros. Cuidando de nosotros mismos. Cuidamos al mundo. Cuidando al mundo, cuidamos de nosotros mismos.
  24. El camino del medio se encuentra entre los opuestos. Descansa en el medio y encontrarás el bienestar dondequiera que estés.
  25. Libérate de las opiniones, libérate de los puntos de vista. Ábrete al misterio.
  26. En el corazón pacífico nace el amor. Cuando el amor encuentra el sufrimiento, se convierte en compasión. Cuando el amor encuentra la felicidad, se convierte en alegría.